lunes, septiembre 15, 2008

Elecciones norteamericanas y voto católico


Me llegó hace algunos días un video producido por la asociación “Catholic Vote”, ligada a la Conferencia Episcopal norteamericana.

El documento pretende entregar orientaciones a los votantes católicos frente a las elecciones generales de noviembre próximo en dicho país. Se parte afirmando que es responsabilidad de todo católico el hacerse oír; que hay mucho en juego, y que siendo todos los temas importantes, algunos son mucho más trascendentes que otros –puntualmente, el video destaca el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural y el fortalecimiento de la familia por sobre otros factores a considerar, importantes sí, pero no tan relevantes, como el poderío militar y el éxito económico o el cuidado del medio ambiente.

Hasta el momento, razonable, y plenamente concordante con lo que enseña el Magisterio. Pero… y como es habitual en todas las recomendaciones pastorales posteriores al Concilio Vaticano II, la conclusión final es un tibio “vote en conciencia”, como si el bien y el mal fueran un problema de “conciencia” y no verdades absolutas… claramente, en noviembre los norteamericanos tendrán que escoger entre una opción que es partidaria, entre otras cosas, del aborto, la eutanasia, el “matrimonio” y la adopción de hijos por parejas cuyos miembros son del mismo sexo, etc. y otra que, al menos en el discurso, no lo es. Obama-Biden o McCain-Palin; Demócratas o Republicanos. Ciertamente, para un católico no es lícito elegir “en conciencia”.

Más grave aún, es que el ya tibio “vote en conciencia” no es tal, ya que en el mismo video se exaltan figuras de triste memoria, todas ligadas al Partido Demócrata: el socialista John Kennedy y el activista revolucionario Martin Luther King: un claro llamado a votar por dicha agrupación.

Como broche de oro – aunque no ligado con el tema electoral- se hace una apología de la colaboración entre católicos y judíos –no más del 3% de la población-, siendo que éstos son los principales responsables de la pérdida de valores en occidente, en Estados Unidos en particular. Basta ver el cine de Hollywood o las principales cadenas informativas: son los más grandes promotores del libertinaje y la destrucción de la familia.

Nada nuevo bajo el sol, en todo caso. Dicha actitud mentecata y abiertamente izquierdizante la conocemos más que de memoria acá en Chile.

 

2 comentarios

2 Comentarios:

At 16 de septiembre de 2008, 13:03:00 CLT, Blogger David Silva dijo...

EstimadO Hernan:

En realidad debería hablarse de conciencia rectamente formada, que es aquella que ha sido informada sobre los preceptos de la ley natural y aplica las virtudes cardinales correspodientes. Hablar de conciencia sin más claramente es patear el bulto.

Por lo demás, republicanos o democratas al final es lo mismo. Si ganan los democratas, morirán más niños abortados, si ganan los otros, morirán más niños iraquies. Y sobre el apoyo a los "elegidos" no debe llamar la atención: por la izquierda, está todo el lobby judio "proge" ligado al mundo del espectáculo y los medios de masas; por la derecha están todos los fanáticos sureños que consideran que ayudar al Estado de Israel es mandato divino.

¿el socialista John Kennedy? ¿el mismo que ordenó la invasión de Bahia de Cochinos y planeo otros intentos de matar a Castro junto a su hermano Bobby? No nos pongamos igual que los rojitos que le ponen "fascista" a cualquier cosa que se mueva, se supone que pensamos más que ellos.

 
At 16 de septiembre de 2008, 14:22:00 CLT, Blogger Hernán Vásquez Villanueva dijo...

David, efectivamente, tampoco encuentro mucha diferencia entre votar por demócratas o republicanos... No quise acá hacer apología de estos últimos, sino mostrar la falta de definición de quienes guían a los católicos. Y al menos en las materias que destaca el video, la opción obvia es el Partido Republicano...

Y no me queda claro que JFK haya sido tan duro con Castro y los comunistas... dos pasos adelante y uno atrás es algo en que la izquierda siempre ha sido experta.

 

Publicar un comentario

<< Home